10 consejos para prevenir el síndrome postvacacional

El mes de agosto está agotando todas sus fuerzas, y para muchos significa el final de las vacaciones estivales y la vuelta al trabajo, a la rutina y a las obligaciones. Según los expertos, cerca del 30% de la población tiene problemas en el proceso de transición entre el periodo de vacaciones y la vuelta a la vida activa. Estas dificultades se caracterizan por una sensación de falta de energía, desmotivación o tristeza que impide responder a las actividades rutinarias con el rendimiento habitual. A este comportamiento se le llama síndrome postvacacional o depresión postvacacional. ¿La has padecido alguna vez?

¿Quiénes son las personas más susceptibles a padecer este síntoma? Las personas que han disfrutado de un periodo largo de vacaciones en el que han cambiado notablemente sus ritmos biológicos -como los horarios y costumbres- son las personas más susceptibles a padecer dicha apatía. También influye el hecho de tener un trabajo rutinario, poco motivador y con un ambiente negativo.

¿Cuánto tiempo suele durar el síndrome postvacacional? Generalmente los efectos de esta transición duran aproximadamente entre 10 y 15 días, en los que la persona afectada puede abordar las responsabilidades laborales con buen ánimo y de forma resolutiva.

Cómo superar el síndrome postvacacional

1- Actitud positiva: Una actitud optimista ayudará a prevenir o superar el síndrome postvacacional. Piensa: “Se acaban las vacaciones, sí, pero pronto llegará el fin de semana para coger fuerzas y descansar”. 😉 ¿Y si planeas una escapada o tus próximas vacaciones? Seguro que consigue motivarte.

2-Volver con tiempo: Intenta volver de tus vacaciones unos días antes de reincorporarte al trabajo para adaptarte mejor a la rutina. Así podrás organizar con tiempo tu casa, deshacer las maletas, poner lavadoras, guardar los recuerdos estivales…Los expertos recomiendan volver al trabajo a mitad o finales de semana, miércoles o jueves es perfecto, para que la reincorporación al trabajo sea progresiva.

3- Cuida los horarios: Si durante las vacaciones has cambiado tus rutinas de sueño, comidas y descanso, intenta restablecerlas poco a poco. Evita las siestas y trasnochar, come sano y duerme ocho horas, seguro que así te costará menos el primer madrugón después de las vacaciones. ¡Ánimo!

4-No olvides el ocio: Durante las primeras semanas de trabajo intenta compaginar la rutina laboral con algo de ocio para no añorar tanto las pasadas vacaciones. Ve al cine, practica deporte, queda con los amigos y cuéntales tu verano…

El deporte ayuda a liberar endorfinas, a prevenir el estrés y ayuda a sentirte más feliz y relajado. Es tu mejor aliado y ahora es la mejor época para volver al gimnasio. (Te proponemos los mejor deportes para practicar con el buen tiempo.)

5-Evita la cafeína y las bebidas alcohólicas: Por una parte, la cafeína potencia la sensación de estrés y nerviosismo, y por otra, el alcohol puede aumentar la apatía, la depresión y el “bajón”. Por ello evita consumir este tipo de bebidas varios días antes de volver al trabajo para dormir bien y descansar y afrontar la nueva etapa con mayor optimismo.

6-Controla los pensamientos negativos: La mayor parte de la población preferiría estar tumbado en una hamaca en una playa bonita que volver al trabajo, pero piensa que la mejor forma de disfrutar y valorar al 100% los tiempos de ocio es combinarlos con otros de trabajo. Si tu cabeza insiste en hacerte sentir mal, di “no” y piensa en todo lo bueno que te rodea.  Si sientes malestar, tristeza y desgana, es normal, no le des importancia, en unos días desaparecerá.

7-‘ Terracea’: La mejor forma de no echar tanto de menos las vacaciones es seguir disfrutando del buen tiempo con pequeños gestos que hacen la vida un poco más amena, como por ejemplo disfrutar de un afterwork tomando algo con tus compañeros o amigos en una terraza al fresquito.

8-Renueva el armario: Septiembre es el mes perfecto para pensar en el otoño y en renovar así el armario de dicha temporada. Una tarde de tiendas –con un consumo moderado, ¡No te pases!- te ayudará a cambiar de etapa y de estación mental. 😉

9- Reincorpórate al trabajo progresivamente: No intentes abarcar todas las obligaciones y tareas de tu trabajo el primer día, sólo conseguirás agobiarte y aumentar la apatía propia de después de las vacaciones.

10- Busca un tratamiento de belleza: Es el mejor plan para renovar tu piel después de los excesos de sol del verano. Mímate, y recupera la salud de tu rostro con un peeling químico o una sesión de mesoterapia para devolver a tu dermis la hidratación, elasticidad y luz que se merecen.

www.infinityclinic.es

Anuncios

Cómo cuidar tu tatuaje en verano

Nuestra piel sufre en verano, por ello desde Infinity Clinic os hemos ido recomendando unos cuidados especiales para mantenerla hidratada, sana, protegida del sol y siempre radiante. (Puedes volver a leer estos consejos en posts anteriores). Como ya sabrás, el sol, el salitre del mar o el cloro de la piscina tienen efectos negativos en la dermis que podemos mantener a raya siguiendo una rutina sencilla, cuidados que requieren aun más importancia si está acompañada de algún tatuaje.

La mayoría de los tatuajes solemos hacérnoslos en los meses de la primavera para poder curarlos al aire libre sin pasar  mucho calor o frío, y también cuando pensamos en lo cerquita que está el verano, temporada ideal para lucirlo y poder presumir de él. Y aunque a veces pensamos que sus cuidados terminan cuando ha cicatrizado, es a partir de ese momento cuando tenemos que protegerlo de las agresiones externas para que el color y el diseño no se estropeen.

Empezamos matizando que independientemente de la zona donde esté ubicado o su tamaño, los cuidados son los mismos. Si tu tatuaje tiene poco tiempo te aconsejamos que no te saltes ninguna de las recomendaciones y que limites la exposición al sol para mantener intacto todas sus cualidades.

Protección solar: La primera regla que hay que seguir para cuidar tu tatuaje en los meses de verano es usar siempre protección solar de pantalla total durante las horas de sol, estés o no expuesto directamente –en una hamaca en la playa, dando un paseo por el campo, leyendo en el césped de la piscina…- porque aunque no te des cuenta los rayos de sol penetran en la piel, y no solo tiene efectos negativos para la dermis sino que pueden estropear tu tatuaje, restándole color y borrándole detalles.

Asimismo evita utilizar cremas protectoras con factores bajos pues tendrás que repetir la dosis cada muy poco tiempo, y como no, los aceites solares, pues atrae notablemente el sol. La crema solar hay que ponérsela mínimo media hora antes de la exposición solar para que penetre y haga efecto y repetir la dosis cada hora.

Cubre el tatuaje: En algunas ocasiones el protector solar no es suficiente para mantener a salvo el tatuaje. Por ello si vas a pasar tiempo bajo el sol, sobre todo en las horas más intensas- de 14h a 16h-, te aconsejamos que lo cubras con un pañuelo, gasa o algodón –nunca film de plástico porque deja a tu piel respirar- para que no pierda color y la piel pueda seguir transpirando.

Hidrata la piel: Después de cada ducha y de cada sesión solar hidrata tu piel con un buen after sun o crema hidratante sin perfume –y si tiene aloe vera mejor- y recréate en la zona donde tengas un tatuaje. De vez en cuando mímalo utilizando aceite de argán o rosa de mosqueta, que poseen efectos calmantes y cicatrizantes. ¡Tu piel te lo agradecerá!

Exfóliate: Para aumentar la eficacia del protector solar, la crema hidratante, after sun o en definitiva, de cualquier tratamiento que te apliques en la piel, recomendamos que la exfolies cada dos semanas.

Jabón respetuoso: Después de exponer nuestra piel al sol, ésta se encuentra sensiblemente irritada aunque la hayas protegido correctamente, por ello es aconsejable utilizar un jabón neutro que respete el ph de tu piel para que no la reseque y ducharte con agua tibia. Asimismo evita los productos que contengan parabenos.

BYE BYE TATTOO

Con el paso del tiempo cambiamos de gustos, de ideas y repensamos algunas de las decisiones que tomamos en el pasado. Si te has dado cuenta de que ese tatuaje que te hiciste años atrás ya no te gusta y quieres borrar una parte de él, o eliminarlo completamente puedes hacerlo gracias al láser Neodimio Yag Q-Switched. Esta última tecnología elimina sin dejar cicatrices todo tipo de tatuajes, quemaduras, marcas de nacimiento, manchas de edad, pecas de sol, eritema –rojeces- o arañas vasculares. Puedes leer más información pinchando aquí.

www.infinityclinic.es

10 efectos nocivos de beber alcohol

Pocos productos tan nocivos para nuestra salud han sido integrados en nuestra cultura como es el alcohol: si hay algo que celebrar, bebemos por ello; si hay algo que lamentar, bebemos por ello; si estamos contentos, bebemos para celebrarlo, si estamos tristes…lo mismo. ¿Te habías dado cuenta? También hay épocas más propicias para su consumo: fiestas navideñas – o fiestas en general-, verano, vacaciones, bodas, cenas de empresa, reuniones de amigos, fin de exámenes, cumpleaños…Vamos, que tentaciones para beber no faltan.

Consumir alcohol de forma moderada y puntual no tiene repercusiones en la salud, es un buen aperitivo y algunos médicos recomiendan integrar en la dieta una copa de vino tinto al día para evitar enfermedades cardiovasculares o la osteoporosis.

Sin embargo, aunque sea más barato pedir una cerveza que un botellín de agua en un bar –nos parece algo imperdonable- deberías conocer cuáles son los riesgos de un consumo abusivo del alcohol para tu organismo y para tu mente, ya que beber no ayuda a solucionar ninguno de los problemas que puedas tener. Lo poco gusta, pero lo mucho no sólo cansa sino que puede provocar enfermedades muy serias.

1-El alcohol envejece: el alcohol deshidrata las células, un consumo continuado propicia la formación de arrugas, acné y manchas en la piel. Si inviertes mucho dinero en cremas y tratamientos para cuidar tu piel y retrasar el envejecimiento y te emborrachas todos los fines de semana, no esperes ningún resultado positivo.

2-El alcohol es una bebida muy calórica que a su vez no aporta ningún nutriente, es un líquido vacío, por así llamarlo. Además de ser un gran enemigo de nuestra dieta y silueta, el consumo abusivo de alcohol contribuye a la formación de la temida ‘piel de naranja’ ya que al ingerirlo se retienen líquidos.

3-Ardor estomacal: si se bebe en exceso, el etanol que contiene el alcohol ataca a la mucosa del estómago produciendo irritación y malestar.

4- Sudoración: la ingesta abusiva de este líquido incrementa la sudoración de la piel.

5-Disminuye la capacidad de concentración: a la hora de consumir alcohol nos sentimos más optimistas y contentos, pero nada después comienza el bajón. En ambos estados disminuye la capacidad de concentración, los reflejos y la memoria.

6-Agotamiento físico: el alcohol aumenta las pulsaciones y la actividad del corazón, además de acelerar las respiraciones. Cuando el alcohol llega a la sangre reduce los azúcares presentes y produce una sensación de agotamiento físico, distorsión visual, somnolencia y debilidad.

7-Dolor de cabeza: este líquido seca nuestro cuerpo produciendo una deshidratación en la mayoría de los órganos. El dolor de cabeza que se aprecia en una resaca es causado por la falta de agua en las membranas que cubren el cerebro.

8- Caída del cabello: consumir alcohol diariamente ataca también al cabello, lo debilita, le roba su brillo y en muchas ocasiones hasta produce su caída.

9- Cambios de humor: las personas que ingieren alcohol de forma abusiva y regularmente pueden tener cambios de humor, alteraciones en el sistema nervioso, ansiedad, problemas de motricidad, baja autoestima, problemas de irritabilidad y agresividad, depresión e impotencia sexual. A las múltiples consecuencias nombradas hay que sumarle la aparición de trastornos del sueño o insomnio.

10- Cáncer: las personas que abusan del alcohol durante largas temporadas acaban sufriendo en la mayoría de casos lesiones más agresivas como el cáncer en los órganos que más sufren en dichas intoxicaciones como son el estómago, páncreas, hígado y esófago.

Esperamos que este artículo sirva para que muchas personas conozcan los riesgos reales de consumir alcohol y de la importancia de controlar su ingesta, sobre todo entre los más jóvenes que no perciben los efectos que tiene en la salud a medio y largo plazo. Infravalorar sus consecuencias y abusar de su bebida para sentirse mejor por unas horas puede provocar el síndrome de dependencia alcohólica o alcoholismo.

www.infinityclinic.es

Conoce los beneficios del agua del mar

¿Estás te vacaciones? ¿Te gusta la playa? ¿Necesitas relajarte? Desde estas líneas te invitamos a que aproveches las buenas temperaturas del verano, y en especial del mar del levante para que te pegues un baño en sus aguas, tiene múltiples propiedades que queremos compartir contigo en el siguiente post.

-Poder de cicatrización: entre los principales beneficios del agua del mar encontramos su poder para cicatrizar heridas y aliviar las infecciones. Si tienes granitos o alguna herida reciente, estás de enhorabuena, el agua del mar te ayudará a que se borren antes de tu piel. Los médicos también recomiendan baños en el mar a aquellas personas que tienen problemas de piel, como por ejemplo la psoriasis, el acné o la dermatitis.

-Ayuda a tus pulmones: si tienes la mala pata de constiparte o sufres problemas respiratorios más serios, respirar el agua salada del mar y bañarte en sus aguas aliviará sus síntomas ya que favorece la eliminación de toxinas.

-Poder antiestrés: la rutina, el trabajo o los problemas familiares pueden provocar estrés, un estado de cansancio mental que impide a la persona que la padece disfrutar de las cosas bonitas que le rodean cada día, sin duda un estado que deja grandes secuelas en el organismo y que su prolongación en el tiempo puede desarrollar enfermedades como la depresión. Si padeces de estrés te aconsejamos que te acerques a la playa más cercana, ya que sus aguas contienen magnesio, que ayuda a  relajar los músculos, a calmar nuestro ‘yo’ y a eliminar la ansiedad. Elige las horas en las que la playa esté menos ocupada, anda hasta la orilla y respira. Un paseo de 30 minutos te ayudará a desconectar y ver a las cosas desde otra perspectiva.

-Poder rehabilitador: nadar en el mar e incluso flotar en el agua en la postura del ‘muerto’ –seguro que la has practicado alguna vez 😉 -favorece a recuperarte de algunas lesiones y post operatorios gracias al yodo que contiene el agua del mar.

-Ayuda a tus huesos: los médicos recomiendan a las personas con problemas en los huesos, como la artritis o la artrosis, que visiten periódicamente la playa para reducir sensiblemente los dolores que producen estas enfermedades.

-Ayuda a tu silueta: dar un paseo por la playa es uno de los mayores placeres de la vida y sin duda uno de los mejores escenarios para hacer ejercicio. Si estás de vacaciones y has dejado aparcada la rutina de practicar deporte, te invitamos a que la recuperes caminando 30 minutos por la playa. Tu salud y tu silueta te lo agradecerán.

-Poder exfoliante: la textura granulada de la arena tiene un efecto exfoliante en la piel que ayuda a eliminar las células muertas de la dermis, además de duricias e impurezas, consiguiendo así  una piel radiante y bonita.

Buena para tu circulación: si tienes tendencia a retener líquidos o con las altas temperaturas tus piernas se hinchan y tienes calambres te aconsejamos un paseo por la orilla de la playa, el vaivén de las olas refrescantes del mar tienen un efecto masajeador que aliviará la pesadez en tus piernas combatirá la aparición de celulitis y mejorará el riego sanguíneo.

http://www.infinityclinic.es