10 consejos para prevenir el síndrome postvacacional

El mes de agosto está agotando todas sus fuerzas, y para muchos significa el final de las vacaciones estivales y la vuelta al trabajo, a la rutina y a las obligaciones. Según los expertos, cerca del 30% de la población tiene problemas en el proceso de transición entre el periodo de vacaciones y la vuelta a la vida activa. Estas dificultades se caracterizan por una sensación de falta de energía, desmotivación o tristeza que impide responder a las actividades rutinarias con el rendimiento habitual. A este comportamiento se le llama síndrome postvacacional o depresión postvacacional. ¿La has padecido alguna vez?

¿Quiénes son las personas más susceptibles a padecer este síntoma? Las personas que han disfrutado de un periodo largo de vacaciones en el que han cambiado notablemente sus ritmos biológicos -como los horarios y costumbres- son las personas más susceptibles a padecer dicha apatía. También influye el hecho de tener un trabajo rutinario, poco motivador y con un ambiente negativo.

¿Cuánto tiempo suele durar el síndrome postvacacional? Generalmente los efectos de esta transición duran aproximadamente entre 10 y 15 días, en los que la persona afectada puede abordar las responsabilidades laborales con buen ánimo y de forma resolutiva.

Cómo superar el síndrome postvacacional

1- Actitud positiva: Una actitud optimista ayudará a prevenir o superar el síndrome postvacacional. Piensa: “Se acaban las vacaciones, sí, pero pronto llegará el fin de semana para coger fuerzas y descansar”. 😉 ¿Y si planeas una escapada o tus próximas vacaciones? Seguro que consigue motivarte.

2-Volver con tiempo: Intenta volver de tus vacaciones unos días antes de reincorporarte al trabajo para adaptarte mejor a la rutina. Así podrás organizar con tiempo tu casa, deshacer las maletas, poner lavadoras, guardar los recuerdos estivales…Los expertos recomiendan volver al trabajo a mitad o finales de semana, miércoles o jueves es perfecto, para que la reincorporación al trabajo sea progresiva.

3- Cuida los horarios: Si durante las vacaciones has cambiado tus rutinas de sueño, comidas y descanso, intenta restablecerlas poco a poco. Evita las siestas y trasnochar, come sano y duerme ocho horas, seguro que así te costará menos el primer madrugón después de las vacaciones. ¡Ánimo!

4-No olvides el ocio: Durante las primeras semanas de trabajo intenta compaginar la rutina laboral con algo de ocio para no añorar tanto las pasadas vacaciones. Ve al cine, practica deporte, queda con los amigos y cuéntales tu verano…

El deporte ayuda a liberar endorfinas, a prevenir el estrés y ayuda a sentirte más feliz y relajado. Es tu mejor aliado y ahora es la mejor época para volver al gimnasio. (Te proponemos los mejor deportes para practicar con el buen tiempo.)

5-Evita la cafeína y las bebidas alcohólicas: Por una parte, la cafeína potencia la sensación de estrés y nerviosismo, y por otra, el alcohol puede aumentar la apatía, la depresión y el “bajón”. Por ello evita consumir este tipo de bebidas varios días antes de volver al trabajo para dormir bien y descansar y afrontar la nueva etapa con mayor optimismo.

6-Controla los pensamientos negativos: La mayor parte de la población preferiría estar tumbado en una hamaca en una playa bonita que volver al trabajo, pero piensa que la mejor forma de disfrutar y valorar al 100% los tiempos de ocio es combinarlos con otros de trabajo. Si tu cabeza insiste en hacerte sentir mal, di “no” y piensa en todo lo bueno que te rodea.  Si sientes malestar, tristeza y desgana, es normal, no le des importancia, en unos días desaparecerá.

7-‘ Terracea’: La mejor forma de no echar tanto de menos las vacaciones es seguir disfrutando del buen tiempo con pequeños gestos que hacen la vida un poco más amena, como por ejemplo disfrutar de un afterwork tomando algo con tus compañeros o amigos en una terraza al fresquito.

8-Renueva el armario: Septiembre es el mes perfecto para pensar en el otoño y en renovar así el armario de dicha temporada. Una tarde de tiendas –con un consumo moderado, ¡No te pases!- te ayudará a cambiar de etapa y de estación mental. 😉

9- Reincorpórate al trabajo progresivamente: No intentes abarcar todas las obligaciones y tareas de tu trabajo el primer día, sólo conseguirás agobiarte y aumentar la apatía propia de después de las vacaciones.

10- Busca un tratamiento de belleza: Es el mejor plan para renovar tu piel después de los excesos de sol del verano. Mímate, y recupera la salud de tu rostro con un peeling químico o una sesión de mesoterapia para devolver a tu dermis la hidratación, elasticidad y luz que se merecen.

www.infinityclinic.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s